Vimar Therapy Group

Ave. Roberto Clemente Blq. 27 #16, Carolina     

Tels. 787-276-8123 Tels. 787-257-2179

FAX (787)750-2148

 
    Porque hablando es que la gente se entiende

Index

¿Quines Somos?

Misión Visión

Temas

Educación

Jugueteria

Contactenos

¿Como llegar?
 
 
 
 Articulos  - Infantiles: El cuido de sus hijos
 

Conexiones cerebrales

Disfemia. Conceptos y generalidades

Según la Asociación Americana de Speech Therapy, "la tartamudez" es un síndrome de varias perturbaciones de la palabra, caracterizada por arritmias y tics causados por una psiconeurosis. La clasifica como una espasmofemia.

La disfemia o tartamudez es el defecto de elocución caracterizado por la repetición de sílabas o palabras, o por paros espasmódicos que interrumpen la fluidez verbal, acompañadas de angustia.

VAN RIPER dice que un momento de tartamudez es una palabra que está mal organizada temporalmente, así como la reacción del locutor, consecuente con la emisión de dicha palabra.

El factor de la herencia no está probada con certeza, pero en general, aceptada.
Las disfemias son más frecuentes en los hijos únicos y muy raramente en hermanos intermedios. En general los hermanos mayores lo son más que los que le siguen. Estudiando las familias de 1000 disfémicos se encontraron 2100 hermanos no tartamudos y sólo 214 tartamudos (según estudio de ROTTER).

Para BOOME, la disfemia no se hereda, sólo es hereditaria la inestabilidad nerviosa individual, que queda latente mientras no hay unos factores exógenes que la ponen en manifiesto.

La frecuencia de la tartamudez se encuentra en todos los pueblos. REID cree que el 1% de la población de USA está afectada de este proceso.

ORTON, llama la atención sobre lo que él denomina "zurdo contrariado". La disfemia no es la inversión de la dominancia cerebral -zurdo verdadero- sino la rivalidad entre ambos hemisferios (zurdo contrariado o ambidextrismo).

Como dato curioso, todos los investigadores están de acuerdo en que hay más niños disfémicos que niñas.

 

1. DEFINICIÓN :

Disfemia es el defecto de la elocución caracterizado por la repetición de sílabas o palabras, o por paros espasmódicos que interrumpen la fluidez verbal, acompañada de angustia.

El tipo de perturbación puede tener distintos grados: duda,repetición,suspensión o impedimento completo de la facultad de articular.

Para algunos autores, la tartamudez es sólo un síntoma de un síndrome de naturaleza nerviosa. Es decir,sería un síntoma o efecto de un trastorno emocional no limitado exclusivamente al área verbal (afectación del pensamiento,motricidad,emotividad y afectividad). Tartamudez es el acto de hablar con paros y repeticiones y sería un síntoma de la enfermedad disfemia.

DATOS GENERALES :

La disfemia es un fenómeno universal: se encuentra en todos los pueblos y en todas las partes del mundo.

En cuanto a la edad,parece ser que el mayor porcentaje de casos se desarrollan antes de los 7-8 años, siendo más frecuentes entre los 3 y 5 años. En edades mayores los síntomas son más disimulados, menos marcados o bien desaparecen completamente.

Respecto al sexo,un dato sobre el que hay acuerdo es el de que existen más hombres que mujeres disfémicos. En niños, la diferencia es menor. Al parecer,estos datos se sustentan en que las niñas suelen empezar a hablar antes,debido a una mayor facilidad de articulación y a una más rápida maduración de los órganos competentes.

Ciertos autores consideran como datos más significativos en el disfémico aquellos relativos a: herencia,sexo,retraso del habla,lateralidad y trastornos neurológicos.

2. ETIOLOGÍA :

A pesar de las muchas experiencias e investigaciones,lo cierto es que no existe una opinión o teoría clara sobre qué es, a qué se debe y cuál es el mejor tratamiento de la disfemia.

Lo fundamental es que la tartamudez no es una enfermedad,sino un síndrome que puede ser producido por muchas causas y que éstas pueden ser muy variables.

En general, se consideran 4 grandes bloques como posibles etiologías:

A) Herencia.

B) Problemas de lateralidad.

C) Teorías orgánicas.

D) Teorías psicógenas.

Vamos a desarrollar brevemente algunos datos destacables en cada uno de los bloques:

A) HERENCIA:

Aunque se acepta su influencia,no está comprobada con total seguridad. Habrá que diferenciar en todo caso, si lo que realmente se hereda es cierta inestabilidad nerviosa individual. Es decir, una tendencia emocional al tartamudeo en función de factores predisponentes.

B) LATERALIDAD:

Existe la teoría que relaciona tartamudez con zurdería. Parece ser que en los zurdos, cuando la dominancia cerebral no está bien establecida, o bien se contraría,la tartamudez se presenta con bastante frecuencia. Ello va asociado a estímulos ambientales desfavorables que producen sentimientos de inseguridad, de torpeza, incomodidades,bloqueos,etc.

C) TEORÍAS ORGÁNICAS :

Las investigaciones han puesto de manifiesto multitud de posibles explicaciones fisiológicas de la disfemia,debidas a diferentes causas. Principalmente:

  • - causas neurológicas,

  • - neurovegetativas,

  • - cerebrales,

  • - audiógenas,

  • - infecciosas,

  • - respiratorias,

  • - metabólicas.

En todo caso, los datos obtenidos no han alcanzado la categoría de conclusiones definitivas. Además, difícilmente se dará una o varias causas orgánicas independientemente del resto de posibles factores.

D) TEORÍAS PSICÓGENAS :

Para estas teorías, entre "hablar" y "no hablar" se da una situación de conflicto, en la que "tener que hablar" perturba los cauces preestablecidos, alterando el funcionamiento neurológico.

En las dificultades o bloqueos del habla, las emociones juegan un papel decisivo. Así, se afirma que cuando su esfera afectiva está absolutamente tranquila, el disfémico habla correctamente.

Se considera que es una especial sensibilidad afectiva o susceptibilidad emocional la que bloquea el natural funcionamiento del lenguaje. En este sentido, la tartamudez es un síntoma de dificultad emocional y sus manifestaciones físicas se explicarían neurológicamente.

Esa sensibilidad o susceptibilidad consistiría en reacciones de temor,miedo,ansiedad,angustia,sentimientos de inferioridad,de culpabilidad... en el momento de tener que utilizar el lenguaje.

Va a ser muy importante el papel que desempeñe el entorno del niño,sobre todo la familia y la escuela. Entre los 2 y 5 años existe una tendencia natural del niño a la repetición de sílabas. Esto ocurre cuando vocaliza y al empezar a decir palabras y frases. Sin embargo, esta característica normal del lenguaje puede ser causa de tensión y repercusión emocional en el niño cuando se acompaña de una conducta ansiosa de preocupación, sobrevaloración y obsesión constante en su medio habitual (padres,educadores,parientes). Las continuas correcciones,burlas y comentarios,serán factores predisponentes y por tanto,absolutamente dañinos. Así, una falta de fluidez superable se transforma en disfemia una vez que la dificultad se hace consciente(al tomar conciencia de su defecto).

En general, en la tartamudez existe un trastorno emocional que queda fijado en el lenguaje. Por ello, se afirma que la palabra es un reflejo de nuestras emociones.

3. CLASIFICACIÓN :

El esquema clásico establece la dicotomía entre disfemia orgánica y disfemia psicógena.

Otra distinción clásica se da entre disfemia clónica (repeticiones convulsivas sin contracciones anormales de los órganos fonadores) y disfemia tónica (inmovilización fonatoria

que impide la palabra;al ceder el espasmo, la palabra sale rápida,precipitada y desbordante).

Según la aceptación o el tipo de vivencia respecto a ella, se distingue una disfemia interiorizada o encubierta de otra exteriorizada o abierta.

La existencia o no de antecedentes logopáticos familiares en los niños, se utiliza también como criterio clasificatorio.

Otro criterio se basa en el tipo de repetición o bloqueo, en cuanto a localización,diferenciando según sea en fonemas, en todas las sílabas, en la primera, en ciertas sílabas, en palabras, en frases.

En todo caso,éstas y otras clasificaciones existentes deben cuestionarse como aspectos importantes la variabilidad individual entre los disfémicos y la utilidad práctica de las mismas.

SINTOMATOLOGÍA :

Debido a la gran variabilidad individual entre los casos (presentación,tipo,frecuencia,duración e intensidad) no será raro tener dificultades a la hora de establecer si hay o no disfemia.

Atendiendo a criterios generales, la mayoría de los síntomas se pueden agrupar en 4 categorías:

  1. Logopáticos.

  2. Psíquicos.

  3. Orgánicos.

  4. Asociados.

Antes de entrar en cada uno de los bloques,se puede hacer un breve desarrollo de las manifestaciones disfémicas o anamnesis.

*Anamnesis: No es habitual que la disfemia coincida con los inicios del lenguaje. Lo más frecuente es que se presente de manera progresiva a los 3-4 años, o bien al entrar en la escuela y más raramente durante la pubertad.

Puede surgir temporalmente, coincidiendo con periodos de más excitabilidad y nerviosismo.

Con frecuencia los niños disfémicos empezaron a hablar algo tarde y en ocasiones con ciertas dificultades. Aunque en la mayoría de los casos el niño hablaba normalmente y cuando empieza a tartamudear no se da cuenta de ello,ni le presta atención,ni le supone tensión alguna. A veces sólo lo hace cuando quiere explicar con gran emoción algo que le ha sucedido o ha visto.

El estado ansioso se manifiesta también en un aleteo nasal al querer hablar que,en muchos casos, persiste aunque desaparezca la tartamudez.

a) SINTOMAS LOGOPATICOS:

- Trastornos respiratorios: Son muchas y variadas las alteraciones que pueden presentarse. Llama la atención el parecido que encuentran algunos autores entre el tipo de respiración de los disfémicos y el que se presenta en los estados de ansiedad,miedo o angustia.

- Fonación: Existen diversas observaciones sobre la implicación de los órganos fonadores en la disfemia. Más en concreto, parece que la coordinación motriz de la laringe en relación a las otras partes del aparato fonador,se percibe como un aspecto a destacar.

- Articulación: Son los síntomas más típicos y en cuanto a formas de presentación muy variados. Las dificultades de articulación tienen un efecto de irradiación,de modo que afectan a una gran cantidad de músculos. Se suele dar un exceso de presión lingual,labial o velar,sobre todo al intentar pronunciar un fonema oclusivo. Con caracter permanente se da una asincronía entre los diversos tiempos articulatorios,produciendo la falta de ritmo y los accidentes tónicos.

Suele ser frecuente la presentación de dislalias,si bien no todos los autores las consideran como dificultad asociada.

Existe más dificultad en la articulación de consonantes que en vocales y en todo caso, en el principio de sílaba o de palabra.

Las palabras largas tienen también más dificultad que las cortas. El factor psicológico va a jugar un papel directo,pues cuando el sujeto percibe la palabra como significativa o importante la tartamudez se produce con seguridad.

- Lenguaje: La intensidad y frecuencia de la tartamudez varía mucho según los casos. Así, puede ir desde una ligera inseguridad al hablar,hasta un completo bloqueo convulsivo. Cada caso presenta sus síntomas particulares, pero de modo general se da una mayor dificultad para hablar en situaciones que se perciben como importantes y más probable si es amplio el número de oyentes. Menos dificultad tienen las series de palabras (números,días de la semana,etc),las frases afirmativas, y sobre todo,el lenguaje espontáneo,descuidado y relajado.

b) SINTOMAS PSIQUICOS:

No existe acuerdo en cuanto a si los factores psíquicos son causa o efecto de la enfermedad. Lo que sí se comparte es la presencia de ansiedad y hostilidad entre los disfémicos.

- Lalofobia: El miedo a hablar es el primer y más llamativo de los síntomas. Algunos evitan ciertas palabras utilizando sinónimos más o menos acertados,en un esfuerzo por disimular su dificultad.

Es más frecuente en ciertas situaciones y ante ciertas personas que provocan una especial sensibilidad para el disfémico.

- Personalidad: El miedo a las palabras conduce a una autoobservación no natural del proceso articulatorio, lo que a su vez produce una alteración considerable de un movimiento que debiera ser espontáneo y automático. Cuando esto ocurre, lo que tiene lugar es una gran descoordinación en todo el proceso. Todo esto,lógicamente, tiene sus efectos a nivel de alteraciones en la personalidad. Al tomar conciencia de su dificultad a través del ambiente (en forma de críticas,burlas,castigos,etc), el disfémico puede refugiarse en el mutismo,evitar hablar en ciertos casos, o bien hacerlo sólo en circunstancias favorables. Esta tensión interior puede producir muy diferentes efectos en el carácter: verguenza,miedo, bloqueos emocionales, baja autoestima, introversión,inhibición,ansiedad,... En todo caso,más importantes en el adulto que en el niño.

 c) SINTOMAS ORGANICOS:

Son tantos como autores los estudios e investigaciones que tratan de encontrar datos que establezcan relaciones posibles entre la disfemia y multitud de órganos, funciones, manifestaciones, de tipo orgánico. Así, se han estudiado aspectos como el sentido rítmico,la visión,la enuresis, trastornos extrapiramidales,neurovegetativos,musculares, electroencefalográficos,auditivos,metabólicos,encocrinos,...sin que las conclusiones sean demasiado significativas.

d) SINTOMAS ASOCIADOS:

En este apartado se consideran los movimientos asociados que de forma frecuente aparecen en el sujeto.

Hay quien distingue movimientos que se producen por irradiación de impulsos a los músculos vecinos (primarios), de aquellos intencionales que el disfémico emplea para facilitar la palabra y vencer el obstáculo (secundarios).

4. DIAGNOSTICO :

De forma resumida, para que una de repetición de palabras o sílabas pueda considerarse síntoma de disfemia,habrá que descartar que no se deban exclusivamente a criterios tales como:

  • - una causa psicógena (emociones, pubertad, retraso mental, taquifemia, histeria);

  • - una causa ambiental (fisiológica,imitación,burlas);

  • - una disfasia (retardo simple del habla);

  • - una alteración cerebral (epilepsia,afasia,disartria iterativa).

Si eliminamos todas estas causas podemos hacer el diagnóstico de disfemia.

EVOLUCIÓN :

La disfemia suele comenzar cuando el niño empieza a formar frases. En su desarrollo se suele distinguir 2 fases: una fase clónica (repeticiones primarias) y una fase tónica (inhibiciones secundarias).

En la pubertad puede ocurrir que el sujeto enmascare hábilmente los síntomas;es lo que se conoce como disfemia oculta o sin tartamudez.

A edades más avanzadas, si logran acostumbrarse a su tartamudez y por tanto relajarse psicológicamente, tiene lugar una mejoría sustancial del habla, desapareciendo prácticamente la tartamudez. A esta fase se le denomina de supresión y compensación de los síntomas. En este periodo, aunque exteriormente hable con corrección, el sujeto continúa con su angustia interior, siendo muy constante la autoobservación (preocupación,miedo,inseguridad).

Parece cierto que en la vejez es menor el número de disfémicos; la explicación no está clara: autocontrol,evolución propia,edad,maduración,... en todo caso, será importante la relación entre gravedad y recuperación. Es decir, a mayor gravedad mayor dificultad en la cura y al contrario.

El tipo de recuperación que combina periodos largos de remisión con periodos de recaídas cada vez más distantes, es el más característico. En otros casos, se da una curación espontánea sin clara explicación.

5. TRATAMIENTO :

 Siguiendo la línea general del resto de aspectos, no existe un único tratamiento posible. Es más, se sabe menos de aquellos que van bien que de aquellos que no consiguen resultados.

En cualquier caso, lo más importante no es la dificultad en sí misma,sino la relación que el disfémico establece con su tartamudez ; el tipo de vivencia que desarrolla. Por tanto, el tratamiento de la disfemia debe ir dirigido a resolver los problemas de personalidad.

- Psicoterapia: El objetivo general es el de compensar el sentimiento de inferioridad y la ansiedad que el sujeto padece con su dificultad. Concretando, se apuntan 4 objetivos básicos en todo tratamiento de la disfemia:

  1. Desarrollar una actitud objetiva,despreocupada hacia sí mismo y hacia la tartamudez en general.

  2. Reducir el sentimiento de culpa e inadecuación social.

  3. Desarrollar hábitos de relajación (especialmente cuando habla).

  4. Entrenamiento para eliminar defectos de la voz y el lenguaje.

- Edad: Para trabajar eficazmente antes de la adolescencia, será requisito imprescindible ganarse el interés y la colaboración del sujeto, cuidando de que no fijar más aún su autoobservación en el trastorno.

- Educación de los padres: En la evolución del niño disfémico no serán indiferentes las actitudes y comportamientos habituales de los padres. A continuación, se recogen una serie de recomendaciones en este sentido:

  • No sobreprotegerlo,tratarlo como a los demás niños, respetando su personalidad.

  • Ser pacientes, no corregir, presionar, ridiculizar ni castigar.

  • Aceptar con calma los titubeos del habla como cosa transitoria en su desarrollo.

  • Evitar transmitir emociones o ansiedades respecto de su forma de hablar. Intentar que no haga consciente su dificultad.

  • Aumentar sentimientos de seguridad y confianza en sí mismo.

  • No prestar especial atención a su habla.

  • Adaptarse a su propio ritmo y velocidad en el habla.

  • Facilitar que hable en condiciones favorables sin presionarle (repetir con ritmo poesías,canciones,cuentos).

  • Si es zurdo, respetar su dominancia sin contrariarla.

 

 
 

Entendamos ¿Que  es?

Lenguaje
Dislexia
Disfemia
Intervención
Disgrafia
Discalculia
Disortografía
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vimar Therapy Group

Diseñado y Hospedado por: Proyecto Salón Hogar.com